Vente conmigo- Zatoz!

2012/06/29

"GRANDIR ENSEMBLE"

Hoy quiero presentaros a Michaela, madre y creadora de Grandir ensemble, (www.grandirensemble.net) que traducido del francés significa "crecer juntos",  porque eso es lo más bonito de la maternidad, ver cómo tus peques crecen y cómo nos hacen crecer también a nosotras....

Today, I want to introduce you to Michaela, she is mother and creator of Grandir ensemble (www.grandirensemble.net) which translated from french means "growing together", because that's one of the most beautiful things of mothehood, you can enjoy seeing how your kids grow up, and at the same time they make us also grow...

Hola Michaela, qué nos puedes contar de “Grandir ensemble”?

"Grandir Ensemble" es una marca de moda infantil con una filosofía de comercio  justo y sostenible, hecha 100 % en Suiza. Cada prenda es única, se produce en pequeñas cantidades, y están diseñadas de tal manera que puedan adaptar su tamaño  con el fin de  ajustarse al bebé / niño por un período de tiempo mucho mayor de lo habitual: por ejemplo, un Pelele normal para un recién nacido tiende a durar un o dos meses, mientras que un pelele de "Grandir Ensemble"  puede utilizarse desde el primer mes de nacimiento y hasta el séptimo u octavo mes. Este principio tiene muchas ventajas obvias, temporales y económicas, por supuesto, pero también ecológicas, y afectivas. De modo que,  si los padres tienen que comprar menos, los niños tienen  más tiempo para desarrollar una relación emocional  no sólo con la tela, los colores y la prenda en sí misma, sino también con las figuras mágicas que forman parte de ella.

Hi Michaela, what can you tell us about  “Grandir ensemble“?

Grandir Ensemble” is a sustainable, fair trade, 100 % Swiss made, Kids fashion label. Every garment is unique, produced only in small quantities, and designed in such a way that it can be extended—prolonged both in size and in time—so as to fit the baby/child for a much longer period of time than usual: e.g. a normal romper suit for newborns tends to last for one or two months; a “Grandir Ensemble” romper suit can be used from the first to seventh or eighth month. This principle has many obvious advantages, temporal and economical, of course, but also ecological, and affective as well: if parents have to buy less, children have more time to develop an emotional relation not only with the cloth, colors and the piece itself, but also with the magical figures that are part of them.







¿De dónde sacas la inspiración para crear tus ropitas?

Muchos de los principios fundamentales han ido surgiendo  de forma progresiva, durante mi formación como diseñadora de moda en Alemania y Suiza,   y mientras trabajaba en el mundo de la moda para adultos. Pero cuando tuve a mi primer hijo, es cuando fui consciente del potencial de mis ideas, especialmente en relación con la prolongación, y la adaptación de medidas.  Así, muchas piezas de la colección, realmente están basadas en la ropa que he diseñado especialmente para mi hijo, que ya tiene dos años de edad. Simplemente comencé a diseñar y hacer los productos que quería comprar, pero no podía encontrar en las tiendas.
No sólo en cuestión temporal, sino en cuanto a colores, las alternativas tienden a ser muy limitadas. Me gusta ver a los niños vestidos de otros colores además del azul, y a las niñas no sólo de rosa. Así que, comencé a crear una colección unisex con nuevas alternativas, con el fin de evitar a los niños entrar  en estereotipos normativos y de colores desde el principio.
Además de la dimensión de comercio justo, y el aspecto económico de la misma, también hay una política implícita de color en el trabajo de  "Grandir Ensemble". Más allá del color, también tratar de averiguar, mediante la observación de los niños de diferentes edades, sus intereses en relación al diseño. Descubrí, por ejemplo, que los objetos tridimensionales para jugar, como pequeños cuentos de hadas dragones que surgen de forma inesperada de la ropa, son mucho más interesantes que las imágenes en dos dimensiones para los niños desde uno hasta dos años de edad. Así que empecé a insertar figuras mágicas en la ropa, en vista de lo que permite a los bebés  jugar con éstas  de una manera creativa, activa e imaginativa.
Los niños aprenden a descubrir, jugar al escondite, y para desarrollar una relación mágica afectiva y con la ropa, son piezas muy especiales y  únicas.
La creatividad y la imaginación son cualidades que necesitan ser alimentados desde el principio, y qué mejor punto de partida que con esa ropita que les acaricia la piel. Con  "Grandir Ensemble"  me gustaría contribuir a este proceso.


 Where do you find the inspiration to create your garments?

Many fundamental principles emerged progressively, during my training as a fashion designer in Germany and Switzerland while working on adult-fashion; but as I had my first child, I became aware of the potential of my ideas, especially concerning prolongation, for children as well. So, many pieces in the collection are actually based on clothes I designed especially for my son, who is now two years old. I simply started making the products I wanted to buy but couldn´t find in shops. Not only temporally, but even in terms of colors, the choices tend to be very limited. Since I like to see boys not only in blue, and girls not only in pink, I started creating a unisex collection with fresh, new alternatives (the spectrum is endless!) in order to avoid fitting children in stereotypical and normative colors from the very start. In addition to the fair-trade dimension, and the economical side of it, there is also a politics of color implicitly at work in “Grandir Ensemble.”
Beyond color, I also try to find out, by observing children from different ages, where their interests in design lie. I found out, for example, that three-dimensional objects to play with, like the little fairy-tale dragons that unexpectedly emerge from the clothes, are much more interesting than two-dimensional images for one-two year old kids. So, I started inserting magical figures in the clothes themselves in view of allowing babies to play with them in a creative, active and imaginative way. Children learn to discover them, play hide-and-seek, and to develop an affective and magical relation with their clothes that is quite unique. Creativity and imagination are qualities that need to be nourished from the very beginning, and what better than one’s clothes as a starting
point. With “Grandir Ensemble” I would like to contribute to this process as well.



 

¿Cúal es tu parte favorita del proceso de creación?

El proceso de la creación misma permite la aparición de patrones, combinaciones de materiales, colores y formas, y cuando estos elementos se unen para formar algo nuevo, entero y completa, es un gran placer. Y luego, al ver a los bebés y los niños vestidos con la ropa, verlos  jugar, disfrutar de las figuras mágicas y que se sienten cómodos. El éxito en el diseño de ropa de niños para mí significa en realidad ver que estas prendas dan absoluta libertad de movimiento y expresión. Si el cuerpo es libre y sin inhibiciones, el niño se sentirá libre también. Por último, aclarar que el diseño de ropa para niños, no tiene nada que ver con el diseño de ropa para adultos. No se trata de una simple cuestión de tamaño, de hacer más pequeñas de ropa. Los niños pasan su tiempo en posiciones completamente diferentes. Apenas están sentados o de pie, y sin embargo, están de rodillas, gatean, corren  y se estiran de muy diversas formas. Estoy convencida de que con el fin de lograr que los bebés y los niños se sientan cómodos, la ropa debe ser diseñados especialmente para ellos.

 



Which is your favorite part in the process of creation?

The process of creation itself allows for the emergence of patterns, combinations of material,
colors, and shapes, and when these elements come together to form something new, whole and complete, it’s a great pleasure. And then, seeing the babies and kids wear the clothes, play with/ in them and feel comfortable in them. Success in designing kids-clothes for me means to actually see that these clothes give absolute freedom of movement and expression. If the body is free and uninhibited, the child will feel free also.
Finally, let me say that designing clothes for children is in no way similar to designing clothes for adults. It’s not simply a question of size, of making smaller clothes. Kids spend their time in completely different positions. They hardly sit or stand. Instead they kneel, crawl, run and stretch in very flexible ways. I’m convinced that in order to allow babies and children to feel comfortable, clothes need to be designed especially for them.
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...