Vente conmigo- Zatoz!

2013/02/14

Haur etxeak: un segundo hogar para los bebés

Para mí la maternidad ha sido una de las experiencias más potentes y transformadoras que he vivido. Cuando digo que es lo mejor que me ha pasado en la vida, lo digo porque así lo siento y el balance es positivo. 
De todos modos,  no es un camino fácil, (para mí no lo es,  y creo que para nadie lo es) ya que no está exento de miedos, dudas, cansancio y todo tipo de sinsabores…

Hoy quería contaros uno de los momentos más duros y dolorosos que recuerdo, desde que soy madre. Y esos momentos fueron las primeras separaciones una vez finalizadas las 16 semanas de permiso por maternidad y tocaba volver al trabajo.

No tenemos familiares en la ciudad donde vivimos, así que las opciones eran, o contratar a una persona para que cuidara del niño, o bien llevar al bebé a una guardería. Optamos por la segunda opción ya que logramos plaza en una guardería pública muy cerca de mi trabajo, y como yo estaba a media jornada,  esto nos permitía que la separación fuera lo más corta posible. A pesar de eso fue terriblemente duro, porque mi hijo era un bebé altamente sensible, con unas necesidades afectivas y de contacto, casi extremas. Es decir, lo que se conoce por un bebé de alta demanda.  Cada día se quedaba llorando en la guardería, y yo lloraba por dentro con él.  Ver sufrir a un hijo es lo más doloroso del mundo. Además,  yo también sufría porque también necesitaba su contacto, su respiración, su cuerpito, su olor, su calor, su roce, saber si estaba tranquilo, si estaba hambriento, si  tenía sueño, si estaba inquieto, si estaba feliz… Para mí cada vez que nos separábamos era como si me amputaran una parte de mi cuerpo…Para algunos puede sonar  exagerado, pero es así como yo lo sentía.  Evidentemente, no todas lo viven del mismo modo, porque cada madre es un mundo y cada bebé también.
Pensábamos que la cosa mejoraría con el tiempo, y sin embargo no fue así, ya que a medida que crecía el niño iban aumentando el número de niños por aula, y esto no ayudaba mucho.
Entre los 4-7 meses,  fueron 8 niños por aula
Entre los 10-19 meses, fueron 12 niños por aula
En el aula de 2 años, eran 17 niños.
Tantos niños por aula, supone que por muy paciente, amorosa y encantadora que sea la persona encargada de sus cuidados, no pueda llegar a cubrir las demandas de todos.  Además es inevitable, el ruido, el bullicio, los encontronazos entre niños, las riñas…En fin, muy estresante para cualquiera, y más para un niño hipersensible.

Recuerdo que cuando You era bebé, pensaba: ojalá hubiera algo a medio camino entre una cuidadora particular (no todo el mundo puede permitirse tal gasto) y la guardería. Pensaba, si pudiera dejar al niño en casa de alguna amiga de confianza que fuera también madre, en manos de alguien que comprendiera mis preocupaciones, que pudiera atender las necesidades afectivas de mi bebé,  en un lugar tranquilo,  seguro, acogedor,  sin ruidos…
Alguien más debió soñar con lo mismo que yo, porque hoy en día existe eso con lo que yo soñaba.

Se trata de un servicio de cuidado infantil, que  se desarrolla en grupos reducidos que pueden incluir desde tres a cuatro niños, con edades comprendidas entre los cero y los tres años.
De esta forma, permite ofrecer una atención individualizada y adaptada a las necesidades y ritmos de cada bebé, dentro de un ambiente familiar, en el que todo gira en torno a la protección, afecto y seguridad del bebé.
Los nidos disponen de un programa muy flexible de cuatro a ocho horas, dando la oportunidad a cada familia de elegir el horario que mejor se adapte a sus agendas. Por otra parte, la relación del equipo con las familias es muy estrecha. Se lleva a cabo un trabajo de comunicación continuo con el que se busca conocer las necesidades y gustos de cada niño, para que se sienta como en casa.
Y es que eso son exactamente las Haur-Etxeas, casas. Las cuidadoras ofrecen sus hogares, acondicionados y equipados con el material necesario, para crear un espacio protector que cumpla con las garantías de seguridad e higiene de un bebé recién nacido.
Cada cuidadora de Haur-Etxea cuenta con una formación específica y acreditada, además de que recibe una orientación y supervisión pedagógica.
 El proyecto Haur-Etxea está subvencionado por el Gobierno Vasco.
Se trata de un servicio promovido por el Departamento de Empleo y Asuntos Sociales, perteneciente a la Dirección de Políticas Familiares y Comunitarias. De esta forma se busca: mejorar la oferta de programas y servicios de promoción de la familia y conciliación de la vida familiar, personal y laboral; poner en valor la atención a la infancia, así como promover una red de cuidado a la infancia desde un enfoque comunitario.

Si te interesa contar con todo el cuidado que necesita tu bebé, ponte en contacto con Haur-etxea:
 



Bizkaia: 638 758 966 / 944 245 782
Araba: 628 051 180

Gipuzkoa: 628 051 326
 
También podéis visitar su perfil de Facebook y la página web, www.euskadi.net/hauretxea.

Hoy mi hijo tiene 4 años, y va a la escuela feliz.
 Pero llegar hasta este punto, no ha sido un camino de rosas. 
Y aunque ya nunca lo sabremos, quizás, y sólo quizás, un Haur- Etxea en su momento, nos hubiera ayudado bastante.
 A mí me hubiera gustado contar con esta alternativa que me parece una opción muy a tener en cuenta.

    

13 comentarios:

  1. Hola! Yo vivo en Hendaia ( Francia) y aquí lleva muchos años este servicio de asistentes maternales o coloquialmente nunus, como las llaman aquí.
    A mí tambien me resultó muy duro separarme de mi pequeña a los seis meses pero tuve la suerte de poder dejarla con una nunu estupenda. Es de hecho lo que me consuela cuando pienso en ella trabajando, que está goxo, bien atendida y con alguien en quien puedo confiar y que tiene además cosas que enseñarme. Es el mejor sistema para dejar a los niños, el más respetuoso con ellos. Me alegro de que se desarrolle en otros sitios. Genial, de verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por contarnos tu experiencia, y darnos a conocer la existencia de las nunus. Me alegro de que tu niña esté goxo-goxo. Qué tranquilidad, ¿verdad?

      Eliminar
  2. Desde luego, es un lujo contar con algo así. Ahora no me imagino dejando a mi niña en otro sitio.
    Zorionak por el blog. Está muy bien. Yo acabo de estrenarme en este medio y comparto mi inexperiencia como amatxo y bloguera en www.canelaybach.blogspot.com
    Seguiré visitando este estupendo sitio. Laister arte..

    ResponderEliminar
  3. Zorionak a tí también por tu niña, las nunus y por tu blog. Te he visitado esta mañana y te he dejado un comentario en el apartado donde nos cuentas tu historia de amor con la música y con el piano en particular.
    Laister arte!

    ResponderEliminar
  4. Kaixo! Mi nombre es Miren. Soy licenciada en psicología y educadora infantil. Me gusta aplicar la metodología educativa Pickler-Loczy, y Montessori, que supongo conoceras. Estoy buscando trabajo y me hablaron de un nuevo proyecto que se ha empezado o se va a empezar en Bilbao. Se llama "La brujula de Leonardo" creo. Sabes algo sobre ello? estoy buscando en internet pero no encuentro nada, y te he encontrado a ti, y te veo muy al día! Te suena de algo?Muchas gracias y zorionak por tu blog, me parece muy chulo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aupa Miren!
      Conozco bastante de cerca el proyecto de "La brújula de Leonardo". Si quieres, puedes enviarme un mail privado a amatxopistatxo@gmail.com y te facilito contacto.
      Gracias por tu interés y para delante con tu vocación de educar,jugar y experimentar. Laster arte!!

      Eliminar
  5. Juuusto lo q hubiera necesitado.
    Una de las mejores opciones, verdad?

    X ciert: me rncantas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, muchas personas consideramos que las Haur Etxeak pueden ser una óptima alternativa de cuidados para nuestros bebés. Sin embargo la ley las ha amparado durante un breve período de tiempo para darles el espaldarazo después...
      Aunque afortunadamente, se están gestando nuevas fórmulas para dar a los niños y bebés la atención, el tiempo y el respeto que requieren.
      Eskerrik asko por pasarte y por tu comentario Ainho! Mua!

      Eliminar
  6. Hola! Me parece que el proyecto Haur Etxea lo han cancelado por parte del gobierno no?
    Hay una manera de encontrar algo parecido cerca del Bilbao en la zona de Mungia? Me gustaría tenerlo para mi hijo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      En efecto, la ley ya no apoya esta alternativa para el cuidado niños y niñas de 0-3 años.
      En Mungia no conozco qué posibilidades de cuidado cercano puedes tener. En Bilbao, una de las opciones es el Slow Center Xixupika. Tal vez ellas sepan de proyectos similares por la zona de Mungia, les puedo preguntar. Envíame un mail y te contesto con lo que me digan.
      Gracias por pasarte y por tu confianza.
      Te deseo feliz crianza para tu hijo!

      Eliminar
  7. Kaixo! Hemos empezado a mirar guarderias para llevar a nuestro y me he acordado de un reportaje que vi en ETB sobre las haur etxeak. Cual ha sido mi sorpresa que al buscar sobre este tema en google, he visto que es un proyecto que ha cancelado. Sabes si hay algun "centro" similar en Algorta? La entrada de tu blog me ha venido estupendamente. Mila esker!

    ResponderEliminar
  8. Hola! Me ha encantado tu entrada en el blog. Estamos buscando una guarde para la peque y me he acordado de las haur etxeak porque vi hace tiempo un reportaje en etb. Me he llevado un chasco al leer que es un proyecto que el gobierno vasco ha dejado aparcado. Sabes si hay algun "centro" con una idea similar en Algorta actualmente? Mila esker!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kaixo Carol!
      No conozco ninguna casa nido en Algorta.
      Lo que sí sé es que el proyecto de las Haur Etxeak se transformó en Haur Kabi. En este link (http://www.erkide.coop/erkide/cooperativas/cooperativa.php?id=es&Ncoopera=1392369913&desde=500) encontrarás un teléfono donde tal vez te puedan ayudar con lo que buscas.
      Gracias por tu visita y tu comentario.
      Suerte y disfruta de tu peque!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...